JUAN FABREGAT
( DATOS BIOGRAFICOS )


Nacido en Sitges, cerca de Barcelona, España, el 27 de Junio de 1882. Pueblecito marino.
Aún niño, va a Barcelona, en donde se establecen sus padres. Su padre, comerciante (Francisco Fabregat), de carácter pacífico y bondadoso. Su madre (Maria de las Nieves Milá), sumamente activa e incansable atiende a las mil cosas del hogar y educa a sus hijos imprimiéndoles su energía de carácter.
Su gran afición al dibujo le mueve a dedicarse a su vocación de lleno. Entra de grabador en una orfebrería y alterna con el estudia. Por la noche frecuenta la Academia de Bellas Artes de Barcelona. Se hace socio del Ateneo, en donde actualmente se ha colocado una inscripción a su Memoria como socio distinguido, que honra la Institución.
Tiene amor por el arte, no sólo la pintura sino también por la música (frecuenta en Barcelona el Orfeó Catalá) por la literatura, por la poesía. En sus días llenos de actividad dedica tiempos a la lectura de las principales obras literarias tanto españolas como clásicas, llegando a poseer vasta cultura. En la segunda mitad de su vida, obras filosóficas.
Llega a México a los 20 años, con un grupa de amigos suyos españoles, de los cuales queda aquí únicamente el Maestro Rocabruna, director de la Orquesta Universitaria. Sus compañeros de entonces, que conservaron su buena amistad son Rocabru-na, Llop, Rovira, Pell. . .
Lo único que tienen esos jóvenes recién desembarcados es un gran deseo de trabajar y establecerse en su nueva Patria. Juan Fabregat se coloca como Maestro Pintor de decoración, más no queriendo vivir con sueldo fijo, prefiere administrarse él su trabajo. Así principia una era de incansable actividad.
No deja por ello el cultivo del espíritu. Aparte de la formación puramente personal. contribuye al esplendor del Círculo Español fundado aquí a imitación del Orfeó Catalá.
A los cuatro años de labor vuelve a España la que recorre detenidamente, visitando y amando sus
Obras de arte y sus bellos rincones. Pasa por Barcelona para

saludar a los suyos y luego va a continuar sus estudios a París.
De allí toma a México a reanudar sus ocupaciones. Entabla relaciones con una señorita, Ana María Guinchard, de las principales familias de México, aunque originaria de los Estados del Centro (Guanajua-to-Aguascalientes).
Celebra su matrimonio en febrero de 1909. Vida de trabajo y de entera dedicación a la familia; Modelos de padres cristianos, tenían particular empeño en evitar cualquier mal ejemplo a sus hijos. Educación viril y estricta.
Sur, relaciones con el Sr. Arq. del Obispado le hicieron dedicarse a la decoración de casi todas las Iglesias de México, Principiando por las dos principales: Catedral y Basílica de Guadalupe. En ésta se conserva un cuadro grande que pintó en una de sus venidas posteriores.
Durante el día visitaba a sus numerosos obreros, repartidos en las Iglesias y casas en construcción, y en los momentos que podía se dedicaba él personalmente a la pintura de las telas que debían acompañar la decoración.
En los principios de su matrimonio hizo oposiciones a la Cátedra de Dibujo en la Escuela Nacional Preparatoria, que ganó brillantemente. Son aún muchos sus distinguidos discípulos que le recuerdan con veneración. Profesó simultáneamente en la "Escuela de Mascarones". Ello le hizo trabar relaciones muy cordiales con la intelectualidad mexicana de entonces.
La enfermedad de corazón de su esposa le obligó a dejar todo el negocio establecido a costa de trabajos y constancia en una tierra que los esfuerzos le enseñaron a amar y trasladarse con su familia a su país natal.
Después de una estancia en Barcelona (tres años) vuelve a París en donde se dedica más profundamente al estudio de la pintura, ya en el caballete, ya en la consulta de obras de arte y técnicas en las Bibliotecas. Pronto se granjea el aprecio y admiración de cuantos le tratan y en especial de sus colegas.


Previo

Siguiente

Página Principal